MOMENTOS TORMENTOSOS

Hace dos días que no he dejado de temblar, he tenido reuniones muy importantes, y me ha costado un poco de trabajo fingir ante los demás que todo está bien. Cuando tratas de disfrazar los síntomas de un desequilibrio mental tienes que recurrir a muchos trucos, yo he estado tomando café para poder argumentar que no estoy acostumbrada y por ende la cafeína me ha afectado.
Entonces me provoco un poco de compasión a mí misma cuando pienso en que por tratar de disfrazar mis síntomas yo misma los acrecento con estimulantes; la responsabilidad que implica fingir me provoca aún más ansiedad, así que las manifestaciones físicas son aún mayores.
¿Qué tanto sufrimiento puede significar un escalofrío? Créanme: mucho.
En alguna cultura dicen que cuando sientes escalofríos es porque alguien pisó tu tumba. Las personas como yo sentimos eso y mucho más.
El escalofrío es continuo, no dura horas sino que es interminable; hay esta sensación de resequedad en la garganta y el sabor a monedas en la boca; todo te altera, no soportas escuchar sonidos muy altos (escuchar gente reir o gritar te hace sentir violento); pero lo peor de todo es el miedo: miedo a cruzar la calle por temor a ser atropellado, miedo a que tu hijo, tu hermana, tus padres salgan de casa y ya no regresen, miedo a hacerte daño a ti mismo, y el mayor miedo es a que los demás no te entiendan y te quedes solo.
No piensen que esto es una tortura sin remedio, hay remedios, no hay cura pero hay maneras de controlarlo: psicotrópicos. Al principio los tomas y es una maravilla, parecieras traer puestos unos lentes color rosa y la vida luce normal. Pero te engañan, te atrapan (son drogas al fin y al cabo), cuando te sientes autosuficiente los dejas y estás bien por unos días, pero entonces los extrañas y el sufrimiento es peor, porque además de la necesidad emocional tienes una necesidad física, y tu problema ahora se duplica.
Hay de todo: los que engordan, los que provocan anorexia, aquellos a los que tu cuerpo se acostumbra y dejan de funcionar, etc., pero todos son drogas. No podría decir si a ti te harían bien o te harían mal, pero te puedo decir que yo no quisiera necesitarlos.
Por hoy seguiré tomando valeriana y trabajando en mi tolerancia a la frustración, aunque las cosas no andan bien sé que podrían estar peor, y tengo que tomar las riendas de esta situación porque NADIE va a cuidar de mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s